05. Entender nuestra Mente nos hace Felices

felicidad y mente

Desde tiempos sin principio el más grande anhelo del ser humano ha sido ser feliz. No me refiero a un disfrute temporal, sino al logro de un estado de realización continua. Hoy disfrutamos de inimaginables avances tecnológicos y científicos, sin embargo es curioso que ninguno de estos objetos externos, ya sean materiales o intelectuales, sean capaces de proporcionarnos felicidad plena.

Esto es comprobable mediante razonamientos lógicos. Por ejemplo, muchas personas piensan que si ganaran la lotería, serían muy felices, pues muchos de sus problemas se reducirían. Pero es fácil advertir que incluso personas con mucho dinero o libertad financiera también experimentan graves problemas y llegan a ser muy infelices. Ya ni mencionar aquellos que carecen de los recursos más básicos para subsistir.

Ser inteligente no te hace más feliz

Algunas personas piensan que si poseyeran un gran conocimiento intelectual y erudición podrían superar todos sus problemas, pero incluso grandes filósofos se han suicidado al ser incapaces de encontrar paz mental en sus propios pensamientos. Actualmente hay estudios que sugieren que existe una correlación entre ser padecer trastornos mentales como ansiedad o depresión y tener un mayor grado de estudios.

Escucha este artículo en mi podcast Introspecciones con Raziel

¿De qué depende la felicidad?

Entonces, si la felicidad no la proporciona objetos materiales ni poseer una gran inteligencia ¿De qué depende la felicidad? Siendo sincero, sólo soy un aficionado a este tema. Si bien en general diría que me siento muy feliz, puedo reconocer que esta felicidad es tan frágil como lo es nuestro sistema económico. No obstante soy consciente de ello y he buscado herramientas para intentar comprender y sembrar las bases de una felicidad más resiliente.

Por lo tanto me atreveré a compartirte algunas reflexiones que he intentado comprender de maestros qué genuinamente han logrado identificar y cultivar las causas para lograr una felicidad verdadera.

La felicidad es un estado mental

Ya demostramos anteriormente que la felicidad no es un objeto externo, sino una experiencia subjetiva, es decir, la felicidad es una experiencia percibida por la mente. Y la mente, como la mayoría de los fenómenos, cambia momento a momento. Esto también es lógicamente comprobable. Por ejemplo, muchas personas se sienten muy felices cuando tienen un nuevo puesto de trabajo o encuentran una pareja atractiva. Pero al cabo de un tiempo, su trabajo y pareja siguen siendo los mismos, pero ahora se sienten profundamente insatisfechos con ellos. Esto se debe a que su propia mente a cambiado de un estado de felicidad a uno de infelicidad.

No entender nuestra mente nos hace hace infelices

Debido a que no conocemos o entendemos el funcionamiento de nuestra mente pensamos que nuestras insatisfacciones son causadas por situaciones externas, como la falta de dinero, discusiones con nuestra pareja o incertidumbre respecto a un futuro incierto. Al no reconocer que nuestra mente cambia y reacciona negativamente ante estas situaciones externas, nos obsesionamos con cambiar el mundo externo en vez de cambiar nuestro mundo interno, creando así, un círculo vicioso de infelicidad.

Si entendemos nuestra mente, podemos aprender a cultivar verdaderos estados de felicidad, en vez de refugiarnos en disfrutes efímeros que después nos generan mayor insatisfacción. Quién no ha dedicado un día de su vida a ver una absurda serie de Netflix para después sentirse más insatisfecho y pensar ¿En qué he invertido mi valioso tiempo? Confieso que más de una vez me llegó a pasar.

Por lo tanto, comprender nuestra mente es fundamental. Sólo así podemos dejar de perder el tiempo buscando la felicidad donde nunca lo podremos encontrar y en cambio empezaremos a trabajar directamente en la causa raíz de la felicidad: comprender nuestra propia mente.

¿Qué es un estado mental de felicidad?

Ya hemos visto que la felicidad es un estado mental ¿Pero en qué consiste ese estado? ¿Cómo se accede a él? De nuevo, yo no tengo la respuesta. Hay libros como –Cómo Transforma tu Vida– que te pueden dar una respuesta infinitamente más cualificada que la mía. Pero creo que puedo compartirte una idea básica.

La felicidad depende de la paz mental

Suena simplista pero no les es en absoluto. Si tenemos paz mental, podemos afrontar cualquier adversidad o crisis. Por ejemplo, si una persona con paz mental pierde su trabajo y no tiene dinero para pagar sus deudas ni gastos básicos, aún así, no tendría razón para sentirse infeliz. Debido a que posee paz mental y sabiduría podría afrontar la situación de la mejor manera. Esto aplica a cualquier otra situación, incluso aunque nos dieran un diagnóstico de enfermedad mortal.

No es que la persona con paz mental no sienta o viva constantemente en un estado estoico o nihilista. Por el contrario, posee una mente sumamente flexible, dinámica y proactiva con la cual entiende la naturaleza de la vida misma, así como la consecuencia de sus actos físicos y mentales. La persona con paz mental ama plenamente, disfruta y goza, pero también, al igual que todos, enferma, envejece y pierde seres queridos, con la única diferencia de que no se aferra sin control a ninguno estos fenómenos.

La paz mental es como ser capaz de sostener un ave en la palma de tu mano con amabilidad y apreciar su belleza sin desanimarnos sabiendo que en cualquier momento esta ave emprenderá su vuelo para nunca volver.

Una persona con paz mental entiende que todos los seres deseamos ser felices momento a momento y que es gracias a la bondad de los demás que podemos disfrutar de todo aquello cuanto poseemos.

Sólo entendiendo nuestra mente podemos tener paz mental, y sólo con paz mental podemos lograr la felicidad y el bienestar definitivos.



Si te interesa conocer más sobre cómo funciona la mente, te invito a mi Curso de Introducción a Mindfulness. Es un curso gratuito en el que te enseño paso a paso como aprender a tomar el control de nuestra atención, y por lo tanto, de los estamos mental que cultivamos en el día a día.

Artículo publicado también en:
mindfulacademy.com.mx
medium.com/@razieltovar_

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin

Suscríbete a mi blog