Aún cuando logres todos tus objetivos no te sentirás satisfecho… Entonces, ¿Por qué tanta prisa?

¿Cuántas veces no has logrado aquello que tanto deseabas? ¿Cuanto tiempo te sentiste satisfecho antes de que surgiera en tí una nueva necesidad?

Nos dedicamos a perseguir nuestros sueños con la creencia de que cuando los alcancemos experimentaremos una gran dicha, y a veces es así, pero esta dicha no es permanente, también pasa.

En muchas de nuestras incontables vidas pasadas hemos logrado cosas inimaginables. Hemos tenido fama, respeto, riqueza, etc. También hemos vivido en la miseria y experimentado incontables sufrimientos. Pero en cualquiera de los casos, no importa si logramos salir de la miseria, o si logramos todo aquello que nos propusimos. Nunca nos hemos sentimos del todo satisfechos. Y de nuevo en esta vida repetimos este ciclo sin control.

Esta pensamiento no es pesimista, por el contrario, nos invita a hacer una introspección sobre qué objetivos nos llevarán a una verdadera realización, hacia el bienestar definitivo.

#introspecciones

introspeccion 01
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin

Suscríbete a mi blog