El origen del dinero, deuda y crisis económica del 2020

La crisis económica no es un efecto del coronavirus, sino de un modelo insostenible basado en la deuda. Parece ser que imprimir más dinero es la única solución, pero solo estamos sembrando las semillas de la próxima crisis financiera.
Raziel Tovar
impresion de dinero

¿De donde sale el dinero?

Alrededor del año 2010, estando a la mitad de mi carrera en psicología, seguido me hacían preguntas como: ¿De dónde sale el dinero? ¿Cómo se crea? ¿Por qué tiene valor? ¿Qué lo determina? Había leído un poco sobre Marx y Louis Althusser, pero la teoría  del capital y la plusvalía me parecía un tanto anticuada. Otros me dieron respuestas que dejaron de ser ciertas hace 50 años. Por ejemplo, la creencia de que el dinero está respaldado en el patrón oro y otras ideas similares que quedaron en el pasado. (Aunque hoy se dice hay una fuerte correlación entre el bitcoin y el valor del oro, pero ese es otro tema).

Economía: una psicología de escala global

Como psicólogo me ha interesado siempre la economía porque, de hecho, la economía es una ciencia social que estudia el comportamiento a una escala global, pero enfocándose en mediante las interacciones que conllevan la creación y distribución de la riqueza. Dado que inevitablemente todos tenemos relación con el dinero en el día a día, influye enormemente en nuestro modo de pensar y actuar. Por lo tanto, en ese entonces me seguía preguntando ¿Cuál es el orígen sustancial del dinero?

El dinero no sale de los árboles, mejor aun, se crea de la nada.

No contento con estas respuestas seguí investigando y antes de concluir mi carrera descubrí que el dinero se puede crear a partir de la nada. Y de hecho se hace constantemente. ¡Sí! Literalmente lo único que se necesita es decirle al banco central de cualquier país que imprima dinero nuevo. Es justamente lo que Estados Unidos realizó este 2020 al imprimir más de dos billones de dólares para ofrecer un estímulo fiscal a sus ciudadanos y empresas.

Nota: por si no sabías billón en inglés y en español se refieren a diferentes montos. En inglés one billion equivale a mil millones en español. Mientras que en inglés one trillion equivale a un un billón en español. Puede ser confuso, pero no te preocupes, en este artículo utilizaré solo la nomenclatura en español o mejor dicho, la standard. En este video se explica mejor este punto.

Incluso mi hermano y mi cuñada que viven en E.U. como residentes, y a pesar de no ser ciudadanos, recibieron cada quien un pago por $1,200 USD. Uno imaginaría que este dinero fue posible gracias a un ahorro especial que el gobierno tenía preparado, pero no es así. ¿Entonces de dónde salió? Bueno, vamonos por partes, veamos primero qué es un banco central.

origen del dinero

¿Qué es el banco central?

Según Wikipedia: “el banco central es la institución que en la mayoría de los países ejerce como autoridad monetaria y como tal suele ser la encargada de la emisión del dinero legal…”. En Estados Unidos el Banco Central es conocido como la Reserva Federal de Estados Unidos (Federal Reserve System, también conocida como FED). Aunque el hecho de llamarlo Reserva Federal es irónico porque su “reserva” tiene un déficit de $2.8 billones de dólares (o 2.8 trillions en el sistema inglés).

En México, el banco central se llama Banco de México o Banxico. Y si bien en el pasado México también a utilizado el método de imprimir dinero nuevo, actualmente no es tan fácil ni lo más recomendado, pues nuestra moneda no está tan posicionada como el dólar. (Otra razón podría ser que Banxico tiene una de interés del 4.5%, lo que probablemente le otorga un margen de maniobra mayor que países como E.U que cuenta con una tasa del 0.25%).

Banxico banco de mexico

Si el dinero se imprime ¿Por qué no imprimir dinero infinitamente?

Se que lo que estás pensando -si imprimir dinero fuera tan fácil, entonces habría dinero infinito para todos-. Y en efecto habría dinero infinito… ¡Pero sin valor! Es bien sabido que cuando saturas un mercado con exceso de un bien o servicio este se deprecia, es decir, pierde su valor.

Y cuando el bien escasea o hay un exceso de demanda de este bien aumenta de valor. Es justamente lo que ha pasado con los cubrebocas, antibacteriales, equipo médico, y otros recursos relacionados con el cuidado de las salud para pacientes con covid-19.

Si al cabo de cierto tiempo tiempo los producto hay un aumento generalizado de los bienes y servicios decimos que hay inflación. Si ocurre lo contrario se dice que hay deflación, lo cual es poco común pero ha ocurrido en algunos países.

En México, la inflación promedio entre 2010 y 2020 ha sido alrededor del 3.5%.

inflacion promedio mexico
Fuente Statista

Cuanto más dinero hay, menos vale

Lo mismo sucede con el dinero. Si hay mucho dinero en circulación de una determinada divisa, este pierde su valor, solo que la razón es un poco más compleja. Tiene que ver con los ciclos de la deuda, el gasto público, las tasa de interés y otras variables que no me detendré a explicar para no extenderme demasiado.

Hagamos un ejercicio para entender mejor esto, considera esta situación hipotética pero muy usual:

  • Un gobierno pide a su banco central que imprima más dinero, es decir, que haga dinero nuevo (expansión cuantitativa)
  • El banco central presta este nuevo dinero a los bancos comerciales a tasa de interés muy bajas, digamos a un 1% o menos.
  • Como los bancos comerciales reciben dinero barato, también pueden prestarlos a las empresas a bajas tasas de interés y a los consumidores (y sin muchos requisitos que avalen su capacidad de pago).
  • Las empresas obtienen liquidez ficticia gracias al crédito, así que pueden pagar a proveedores, invertir en proyectos, contratar empleados y pagarles su nómina.
  • Los consumidores tienen dinero para gastar, lo que a su vez influye a que otras empresas crezcan porque hay una demanda de sus bienes y servicios gracias al crédito

La creación y puesto de dinero en circulación genera inflación, por lo tanto, aunque hay más dinero, su poder adquisitivo con el tiempo es menor.

 

Al igual que una droga, al principio, el crédito se siente bien

Hasta aquí todo pinta bien ¿no? Y de hecho las cosas seguirán de maravilla si todas las empresas y consumidores prosperarán y eventualmente pagarán sus deudas. Pero como ya mencioné, la economía es una ciencia social, es imposible predecir la conducta de millones de personas.

La realidad es que esté método de crear dinero nuevo y prestarlo barato, funciona solo un par de años. La economía se activa porque hay liquidez, pero esta liquidez está basada en deuda, y no necesariamente en un aumento de la producción real y competitiva.

Con esta deuda las grandes empresa pueden adquirir bienes y servicios de otras empresas medianas y pequeñas. De modo que estas últimas dicen -vaya, el negocio va bien, nuestros productos se venden-. Pero en muchos casos se venden porque hay crédito para adquirirlos. Pero es difícil determinar si realmente el consumidor (o empresa) los adquirió porque percibió un valor real, o sí bien, porque al obtener dinero fácil gracias al crédito, no le importó mucho gastar en algo que quizás no era tan necesario.

Además prolifera la sensación colectiva de que hay trabajo. Los godínez sienten que pueden triunfar en el mundo corporativo porque hay incentivos. Tiene una nómina «segura», y además, tienen acceso a créditos para meter a sus hijos a escuelas privadas, comprar autos lujosos e irse de vacaciones a alguna ciudad bonita. ¡La economía está en su apogeo!

Como las empresas y los consumidores están gastando y adquiriendo bienes y servicios, existen demanda y los precios de las cosas suben. Es decir, hay inflación. Pero no importa al principio, a fin de cuentas, podemos seguir pidiendo créditos para gastar más, o para refinanciar un crédito viejo con uno nuevo… la magia del crédito.

Pero…. la burbuja puede estallar en cualquier momento

Como quizás ya te diste cuenta, vivimos en una economía global basada en la deuda. Nosotros los mortales, consumidores de a pie le debemos a los bancos. Los bancos le deben al banco central. Y el gobierno a su vez debe a proveedores, a otros gobiernos y a inversionistas que compran bonos de deuda.

De hecho, actualmente la deuda global es más de tres veces el PIB que produce el planeta. Esto quiero decir, que literalmente, todo el dinero existente en circulación es deuda.

Si como los Lannister, todos pagáramos siempre nuestras deudas, no habría problema. Pero esto no es así. Por lo tanto esta burbuja de bienestar y desarrollo económico es una mera ilusión. Cada cierto tiempo, se llega un punto en el que millones de empresas y consumidores somos incapaces de pagar nuestras deudas. También sucede que muchas empresas que fueron financiadas mediante deuda quiebran. Entonces viene la crisis. Ahí está por ejemplo el caso de Wework (que por cierto yo rente oficinas ahí cerca de un año). Pero los unicornios son eso, ilusiones.

Regresando al tema, como las empresas y los consumidores dejan de pagar sus deudas, los bancos comerciales tampoco pueden pagarle al banco central. Entonces la cadena de «crecimiento» económico opera en el sentido contrario:

  • Los bancos comerciales, debido al riesgo existente, hacen más difícil el acceso a créditos y suben sus tasa de interés
  • Pocas empresas tienen acceso a créditos, o bien, no desean pagar altas tasas de interés, así que optan por hacer recortes de personal, cerrar sucursales, congelar pagos a proveedores y parar proyectos.
  • Millones de godinez pierden su trabajo (y también comerciantes informales), estos no pueden pagar sus deudas ni tienes acceso a otros créditos para refinanciarse.
  • Como resultado hay menos demanda de bienes y servicios y comienza un espiral negativo de contracción en la economía

Y si la economía deja de crecer al cabo de un periodo de tiempo, se dice que hay recesión. Ha muchos países les ha sucedido esto, un claro ejemplo es la crisis global del 2008. En la que millones de estadounidense dejaron de pagar su hipotecas y con ello se vino el colapso de la burbuja inmobiliaria. Pero este es también todo un caso para discutir en otro artículo. Sin embargo, al final, esto afectó no sólo a E.U. sino prácticamente muchos otros países. Para entender mejor sobre este tema recomiendo ver la película The Big Short (La Gran Apuesta).

 

La rescisión no es mala, es más bien un detox macroeconómico

Cuando las personas nos enfermamos debido a nuestros malos hábitos, como el excesivo consumo de alimentos procesados altos en azúcares, genera en nuestra organismo un proceso inflamatorio sistémico y debilitamiento crónico de nuestra sistema inmunológico. Analógicamente ocurre lo mismo con la economía. Continuamente la saturamos con créditos basura e inyección de esteroides (estímulos fiscales) que dan un boost de energía y sensación de bienestar en el corto plazo.

Sabemos que cuando nos enfermamos, muchas veces perdemos el apetito pues nuestro cuerpo nos exige ayunar, de modo que pueda enfocar todos sus recursos en limpiar las toxinas que hemos acumlado y renovar el sistema inmune. No obstante, en vez de ayunar y sanar rápidamente, nos obsesionamos con seguir comiendo (porque supuestamente esta mal no comer cada 2 horas) y además ingerimos medicamentos a diestra y siniestra para «tapar» el malestar. Como muchos dicen -no tengo tiempo para enfermarme-. Pero en realidad solo están creando las causas para un mal mayor en el futuro.

Continuando con la analogía, una recesión es un alarido desesperado por parte del sistema económico exigiendo ayunar, es decir, desintoxicar el sistema de aquellos modelos y actividades económicas que no sirve. En las recesiones, las empresas se tienen que reinventar y adaptar a nuevas circunstancias para ser más competitivos. Muchas empresas quiebran porque realmente no estaban aportando un bien o ventaja competitiva. Sin embargo, dado que muchas de estas empresas tienen miles de empleados, el gobierno y los bancos las rescantan con más crédito. Generando así, un estado de malestar crónico degenerativo en la economía.

 

Sembrando las semillas para la próxima crisis

¿Cómo han solucionado los gobiernos este problema? ¿Cómo hemos salido de la crisis? … Redoble de tambores…. ¡Imprimiendo más dinero nuevo! Es decir, sembrando las semillas de la próxima crisis.

Este 2020 estamos viviendo una nueva crisis económica. Parece obvio decir, que en este caso se debe al duro golpe del coronavirus y al cierre de empresas, comercios y otras actividades económicas. Sin embargo, el coronavirus solo vino a poner de manifiesto lo que ya se sabía que estaba mal. Que tenemos una economías frágil, construida bajo una ilusión basada en deuda y liquidez ficticia. Con créditos que se pagan una y otra vez con el financiamiento de otros créditos.

La crisis económica no es debido al coronavirus, sino a falta un modelo económico resiliente.

¿Cómo crear un modelo económico resiliente?

Aquí es donde de nuevo, la psicología y la economía convergen. En ambas ciencias el concepto resiliencia es utilizado. Sin embargo, este artículo me parece ya se ha extendido lo suficiente, por lo que escribiré otro al respecto que aborde específicamente este tema.

Concluire con esto: necesitamos cambiar nuestros modelos educativos, necesitamos que desde pequeños se nos enseñe temas de mayor relevancia para el mundo moderno, como la gestión e inteligencia emocional, nutrición, consumo consciente, emprendimiento social y por supuesto entender como el origen del dinero y cómo las políticas económicas influyen en nuestro modo de vida. En mi caso, yo me interesé por estos temas en mi adolescencia, pero es algo que debería de aprender desde el kinder. Por supuesto, con su respectiva pedagogía adapta al nivel cognitivo de los peques.

La crisis actual, como las pasadas, es el resultado de nuestra ignorancia colectiva. De nuestra incapacidad para ser empáticos y tener una visión global de cómo nuestras acciones afectan a los demás. En relación a esto quisiera invitarte a visitar mi Curso gratuito de Introducción a Mindfulness. Si bien no hablamos sobre economía, el tener un mejor control de nuestras emociones y consciencia si que puede influir en un cambio global positivo.

Si te gustaría tener una conversación conmigo sobre el tema, escríbeme por telegram, instagram, o whatsapp.

Para saber más sobre este tema recomiendo mucho estos tres vídeos:

 

 

Recursos:


Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin

Suscríbete a mi blog